Mensaje a las Comunidades Peruanas en el Exterior octubre 2017
“Señor de los Milagros: protege a los emigrantes menores de edad, vulnerables y sin voz”

Un año más, estamos en el mes de octubre, en el cual, en nuestro país y en diversas partes del mundo, se realizan las festividades del Señor de los Milagros, “Patrono de los Migrantes Peruanos”, mes morado, mes de esperanza y de fe, que se enmarca en medio de la alegría por recibir pronto al Papa Francisco en el Perú: “Unidos por la Esperanza”.

Existen más de 244 millones de personas inmersas en el fenómeno migratorio, muchos de ellos menores de edad, que atraviesan diversas dificultades. Reconocemos que la migración es un fenómeno natural y un derecho del ser humano, incluso Jesús fue migrante (Mt. 2,14) y nos recuerda la necesidad de vivir la hospitalidad: “Porque tuve hambre y me diste de comer; tuve sed y me diste de beber; fui peregrino y me hospedaste” (Mt. 25, 35). Sin embargo, con las nuevas realidades, como el cambio climático, globalización, crisis económicas, alimenticias, etc.; la movilidad humana se ha convertido para miles de personas de los cinco continentes en una obligación.

En este contexto mundial, el Santo Padre Francisco, sensible a las circunstancias de los migrantes ha propuesto en su Mensaje para la Jornada Mundial del Emigrante y Refugiado 2017, el lema “Emigrantes menores de edad, vulnerables y sin voz”, para orientar el trabajo de todas las Iglesias particulares hacia la acogida misericordiosa: “Dios se ha hecho uno de nosotros, en Jesús se ha hecho niño y la apertura a Dios en la fe, que alimenta la esperanza, se manifiesta en la cercanía afectuosa hacia los más pequeños y débiles.”

Entre los emigrantes peruanos, que suman casi cuatro millones, existen diversas situaciones: familias enteras establecidas, al mismo tiempo que, la gran mayoría, viven en condiciones adversas: separación, desempleo, racismo, etc. Queridos migrantes peruanos, en medio de su caminar, la imagen del Señor de los Milagros les acompaña, recordándoles que no están solos en sus problemas, sino que Dios camina en medio de ustedes dándoles el aliento y ofreciéndoles desde la cruz, la misericordia de Dios (Heb. 4,16). Por eso, hacemos un llamado a todas las comunidades de peruanos en el exterior, a celebrar con fe cristiana y sólida unidad la festividad del Señor de los Milagros, que las diversas muestras de piedad sean un signo de misericordia ante la sociedad que los acoge.

Nosotros, Obispos del Perú, les animamos a que mantengan y fortalezcan la fe cristiana que recibieron en su bautismo y en cada país donde se encuentren, que el Cristo Moreno, les ayude a convertirse en testigos de la caridad. Desde la Pastoral de Movilidad Humana los acompañamos en oración y acción, atentos a cada paso que den en cada procesión en el mundo.
En Cristo Jesús

Excmo. Mons. Monseñor Salvador Piñeiro García 
Arzobispo Metropolitano de Ayacucho 
Presidente de la Conferencia Episcopal Peruana

Excmo. Mons. Daniel Turley, OSA – Obispo de Chulucanas – Responsable de Movilidad Humana

Descargar el Mensaje en formato PDF:

Mensaje de los Obispos del Perú Señor de los Milagros 2017

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.