La Conferencia Internacional por la Democracia en Venezuela, se realizó en Lima el 6 de agosto, reuniendo a Ministros de Relaciones Exteriores y representantes de países de los cinco continentes. Esta amplia convocatoria permitió apreciar la grave situación en Venezuela y su impacto regional desde diferentes perspectivas, en un espacio de diálogo y reflexión plural.

La participación de todos los gobiernos invitados busca crear un entorno internacional que contribuya a que los propios venezolanos puedan superar la grave situación que atraviesa Venezuela, sobre la base de su ordenamiento constitucional, los principios del derecho internacional y la plena vigencia del sistema democrático.

Asistentes a la conferencia. (foto Ministerio de Relaciones Exteriores)

Comentarios del Ministro de Relaciones Exteriores del Perú al término de la Conferencia Internacional por la Democracia en Venezuela

Agradezco la presencia y la participación de las 60 delegaciones que nos han acompañado en esta conferencia internacional, en la cual hemos tenido una reflexión plural respecto a la grave crisis que afronta Venezuela y su impacto regional y global.

Los resultados de este diálogo han sido muy alentadores. Hemos cumplido con el objetivo de generar un clima internacional adecuado en el cual hemos comprobado coincidencias en torno a la situación en Venezuela.

Intervención del Canciller Néstor Popolizio al finalizar la Conferencia Internacional por la Democracia en Venezuela. (foto Ministerio de Relaciones Exteriores)

La crisis en ese país se ha convertido en un problema de alcance mundial. La presencia en esta conferencia de delegaciones de los cinco continentes demuestra claramente esta realidad.

Los países asistentes a este diálogo hemos coincidido en que la realización de elecciones en Venezuela es el punto de inicio para la solución de la crisis por la que atraviesa. En ello, será fundamental el papel de la comunidad internacional para apoyar que dicho proceso electoral sea libre, justo y transparente.

Hemos compartido, además, nuestra convicción de que el respeto a los derechos humanos y a las libertades fundamentales de todos los venezolanos debe ser garantizado. La gravedad de esta situación ha sido expresada con claridad en el informe de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de las Naciones Unidas, Michelle Bachelet.

Coincidimos, además, en resaltar la urgente necesidad de atender de manera efectiva la situación humanitaria en Venezuela, así como el éxodo que la misma ha generado de más de 4 millones de personas, y que no tiene precedentes en la región. La magnitud de esta crisis migratoria hace indispensable que la cooperación internacional se produzca de manera inmediata y amplia para atenderla con actitud solidaria.

Del total de requerimientos financieros estimados por las Naciones Unidas para este año, solamente se ha recaudado alrededor de 150 millones de dólares, es decir un 21% del objetivo trazado para que la región pueda atender el éxodo venezolano. Esto contrasta ampliamente con el apoyo recibido para atender situaciones similares otras zonas del mundo.

Hemos expresado también nuestra disposición a ayudar a Venezuela en su recuperación económica bajo un nuevo gobierno elegido democráticamente. En este sentido, saludamos la presentación hecha por el presidente del Banco Interamericano de Desarrollo, el mismo que viene liderando un proceso de análisis de la situación venezolana y de formulación de propuestas para superarla junto a otras instituciones financieras.

Ha habido también una clara coincidencia en el sentido de urgencia para resolver esta crisis. No podemos continuar demorando su superación, a través de un proceso pacífico y liderado por los venezolanos.

De otro lado, el Perú ratifica su apoyo, compartido por muchos, a todos los esfuerzos del presidente encargado Juan Guaidó por lograr una solución constitucional y política de la crisis provocada por el régimen ilegítimo y dictatorial de Nicolás Maduro. En este sentido, respaldamos su decisión de participar en todos los procesos en curso para recuperar la democracia en Venezuela.

El Perú persistirá en impulsar un mayor involucramiento de la comunidad internacional en aquellos procesos que ayuden a alcanzar pronto una solución pacífica, democrática y efectiva a la crisis venezolana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.