La Pastoral de Movilidad Humana, fiel al mandato que recibió de los Obispos de la Conferencia Episcopal Peruana de planifica, organizar y coordinar esta pastoral en las 45 Jurisdicciones Eclesiásticas del país, viene ejecutando el segundo año del proyecto: “Prevención de la trata de personas y del tráfico ilegal de migrantes en el Perú: fortalecimiento de redes sociales para la prevención y atención a víctimas, a nivel nacional y zonas de frontera”, en alianza con la ONG ProgettoMondo MLAL, gracias a la financiación de la Conferencia Episcopal Italiana (CEI).

El proyecto empezó en el año 2016 en las Jurisdicciones Eclesiásticas de Jaén, Tacna y Moquegua, Piura. Este 2017, segundo año de ejecución del proyecto, los trabajos se enfocarán en Iquitos, Arequipa y Cuzco; fortaleciendo y/o creando equipos de pastoral de movilidad humana o equipos de pastoral social. El proyecto tiene como objetivo general contribuir a reducir la vulnerabilidad social de personas víctimas actuales y potenciales de la trata de personas y del tráfico ilegal de migrantes en todo el territorio peruano, con especial énfasis en zonas de fronteras y en regiones consideradas en riesgo.

La zona Selva es una de las regiones del país con alta incidencia de casos de trata de personas y alta movilidad humana; esta es una de las zonas de intervención del proyecto: el Vicariato Apostólico de Iquitos, donde gracias al apoyo del Obispo, Monseñor Miguel Olaortua Laspra, OSA, y en coordinación con la Comisión de Justicia y Paz – Derechos Humanos del Vicariato Apostólico de Iquitos, encabezada por la Lic. Carmen Arévalo y equipo; el taller se realizó el jueves 06 y viernes 07 de junio, contando con representantes del gobierno regional, local, fiscalía y policía nacional de Iquitos. El taller se ejecutó en la Casa de Retiro Kanarati – JB Chuquipiondo N° 122 – Punchana, Iquitos.

Los contenidos del taller:

  • Derechos Humanos y migraciones.
  • Aspectos Bíblicos y Doctrina Social de la Iglesia en Migraciones.
  • Realidad de la trata de personas en el Perú e Iquitos.
  • Análisis de casos (locales e internacionales).
  • Protocolo de atención en casos de trata y tráfico de personas.

El objetivo del taller es fortalecer el trabajo pastoral constante y en coordinación permanente con las diversas instancias gubernamentales y de la sociedad civil presente en la zona, en beneficio de los migrantes y su familia, así como la designación de coordinadores locales.

Tuvimos la asistencia de 50 personas, así como la presencia de representantes del Gobierno Regional, Departamento de Investigación de delitos de Trata de Personas de la Policía Nacional del Perú de Iquitos, Defensoría del Pueblo, Fiscalía Especializada en trata de personas del Ministerio Público, Poder Judicial, profesores y catequistas locales.

La Lic. Carmen Arévalo, Coordinadora de la Comisión de Justicia y Paz Derechos Humanos del Vicariato de Iquitos, fue nombrada como contacto local por el Obispo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.