Voluntarios venezolanos limpiaron, arreglaron y decoraron la plaza de la Mujer, ubicada en la ciudad de Tacna, con ocasión del 90 aniversario de la Reincorporación de Tacna al Perú, y en agradecimiento a la hospitalidad de la comunidad tacneña.

Foto Andina Noticias

Así lo destacó hoy la Agencia de la ONU para los Refugiados (Acnur) que resaltó que los voluntarios efectúan estas labores como parte de las acciones que desarrollan en beneficio de la comunidad que les brinda acogida.
Los brigadistas venezolanos se levantaron muy temprano y empezaron las labores de limpieza con el lavado de piso, bancas y placas conmemorativas. Además, repararon bancas rotas, sembraron flores y realizaron trabajos de jardinería para realzar la belleza del lugar.
Fueron más de 60 venezolanos quienes se unieron para agradecer y contribuir con la importante ceremonia que este año conmemora los 90 años de la reincorporación de Tacna al Perú.
“Sabíamos que la Procesión de la Bandera se inicia en esta plaza y estaba un tanto desmejorada. Coordinamos con la Municipalidad Provincial de Tacna y con la »Benemérita Sociedad de Señoras de Auxilios Mutuos de Tacna’ para que nos permitan realizar estas mejoras y así contribuir en algo con esta importante ceremonia. Pusimos nuestro mejor esfuerzo para llevar adelante esta actividad de la Brigada Gracias Causa y vemos con satisfacción el resultado: ¡una plaza remozada!”, afirmó Alejandra Núñez, integrante de la Brigada ¡Gracias Causa!

“La hospitalidad que ha mostrado Tacna es extraordinaria, así como la motivación de los refugiados y migrantes venezolanos por mostrar su agradecimiento, y sus deseos de aportar a esta gran ciudad. Desde ACNUR es imprescindible apoyar estos esfuerzos en beneficio de las comunidades que los han recibido y han dado tanto”, afirmó Federico Agusti, representante de Acnur, la Agencia de la ONU para los Refugiados.
“Estas acciones son un ejemplo del continuo agradecimiento que quiere brindar la comunidad venezolana al Perú. La campaña #TuCausaEsMiCausa promueve la integración, empatía y solidaridad entre culturas hermanas: la peruana y la venezolana. Esta actividad es una muestra de que la integración puede ser un motor para el desarrollo tanto para los venezolanos que residen en el Perú, como para la comunidad que los acoge, Tacna”, indicó Rogelio Quintero, coordinador de Programas de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) en el Perú.

Fuente: Andina Noticias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.